Una metodología para la inmersión musical de niños y niñas hasta los 11 años

La música y las artes creativas son excelentes  herramientas para el desarrollo integral de las personas. Los niños poseen una inagotable energía creativa, que por desgracia está infravalorada y relegada en los planes de estudio tradicionales.

Incluso en las enseñanzas musicales y creativas regladas, los niños son apartados de todo entorno creativo y sensorial, primando sólo el aprendizaje estructurado de contenidos, sin más motivación que horas y más horas de dedicación.

Por ello, las increíbles capacidades innatas de los niños se pierden a medida que se hacen mayores, produciendo una alta desmotivación, e inculcándoles que no son habilidades útiles para la sociedad y para su futuro.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad: los niños con habilidades musicales y creativas son más sociables, tolerantes y equilibrados, y poseen mayores capacidades para el aprendizaje de otras materias como las matemáticas, las ciencias y el lenguaje.

Si a la música y a la creatividad unimos valores universales como el respeto y la igualdad, obtenemos un entorno de desarrollo ideal para que los niños de hoy sean mejores personas, sean más felices y estén mejor preparados para los retos futuros. Estos son los pilares de nuestra metodología.

Un nuevo modelo de formación musical y creativa

En línea con los últimos descubrimientos en aprendizaje neurocognitivo, nuestro planteamiento no consiste en transmitir información machaconamente, sino que el niño o la niña viva una experiencia inmersiva musical y creativa a su propio ritmo, en cooperación con otros niños, y que incorpore a su bagaje personal, nuevos conocimientos y valores humanísticos de forma natural y divertida.

Creamos una base de aprendizaje mediante diversas herramientas pedagógicas para activar sus innatas capacidades musicales y creativas.

En el campo musical, apoyándonos en la Teoría del Aprendizaje Musical (Music Learning Theory) del investigador y músico Edwin Gordon proponemos una secuenciación del aprendizaje de acuerdo a cómo el cerebro percibe y aprende música más fácilmente:

  • Reconocimiento auditivo de diversos tipos de patrones mediante el contraste con otros diferentes
  • Identificación y verbalización de sílabas tonales y funciones rítmicas
  • Utilizar el procedimiento totalidad-partes-totalidad en las actividades de clase.

Objetivos pedagógicos

  • Despertar y estimular el sentido creativo y musical
  • Activar las capacidades de aprendizaje
  • Fomentar los valores cívicos

Aspiramos a que los niños amen la música y la expresión creativa, y que refuercen su espíritu cívico, sirviéndole todo ello para un mejor desarrollo personal.